Investigan cómo reutilizar residuos extraídos del mar Menor para elaborar biocombustible

Ingenieros y técnicos del Ayuntamiento de Cartagena adscritos al proyecto de retirada de lodos en el Mar Menor estudian, junto a empresas del sector, las posibilidades que ofrece la reutilización de las algas y los fangos extraídos para producir de biocombustibles, según han informado fuentes municipales en un comunicado.
Así lo ha anunciado la alcaldesa, Noelia Arroyo, en la presentación del proyecto piloto de retirada de lodos elaborado por el Ayuntamiento para la zona de Estrella de Mar, que servirá de base para un siguiente trabajo de retirada de 7.000 metros cúbicos de fangos en Punta Brava. “Desde el Gobierno municipal hemos sugerido a empresas que están diseñando proyectos industriales para Cartagena que estudien el uso de las grandes cantidades de biomasa que retiramos del mar para la fabricación de biocombustibles”, ha contado Arroyo.
De hecho, una empresa ya está analizando su posibilidad como materia prima para producir combustibles como bioetanol o biometano y alcanzar el objetivo de generar cero residuos. El mismo objetivo tienen los técnicos de la consultora del proyecto, que están en contacto con diversas empresas para estudiar la posibilidad de que los lodos que se extraigan puedan valorizarse y no terminen en el vertedero. Entre sus aprovechamientos se encuentra su uso como componente de cemento o uso agrícola.
El científico marino Jurgi Areizaga, responsable ambiental del proyecto, y la ingeniera Cristina Gómez, responsable técnica, han detallado los objetivos y los métodos de trabajo que se han estudiado a los presidentes vecinales de Punta Brava, El Carmolí, Los Urrutias, Estrella de Mar y Los Nietos, en una reunión presidida por la alcaldesa y a la que también han asistido la concejal de Distrito, Paqui Martínez, y técnicos municipales. Los expertos han explicado el proyecto básico que propone la recuperación ambiental de esas zonas de baño de Punta Brava y Estrella de Mar, actuando en seis fases que se extenderían durante ocho meses y están valoradas en más de en un millón de euros.
En las 10 zonas propuestas se ha valorado la aplicación de hasta 12 procedimientos diferentes, desde la retirada manual hasta el uso de maquinaria de tamaño reducido. Se ha propuesto para cada caso la metodología que se considera más eficaz y con menor afección al medio. Los técnicos tienen como objetivo que la maquinaria empleada acceda a la zona de trabajo sin dañar el medio, empleando minidragas o retroexcavadoras oruga para intervenir en una lámina de agua de una profundidad que ronda los 30 centímetros. Se extraerán lodos e incorporarán arenas limpias para reponer la zona extraída.
El Ayuntamiento intervendrá en la zona de baño. Estrella de Mar será el escenario de las pruebas piloto de eliminación de lodos que se aplicarán en las playas cartageneras. En una zona se ensayará la recuperación mediante cubrición con arenas, mientras que en otra se aplicará un sistema de succión y lavado que permite la separación de fangos y arenas. La intención del Ayuntamiento es contratar esta prueba en cuanto se reciba la autorización de Costas para llevarla a cabo antes del mes de marzo, fecha en la que concluye la época de “secas”, las bajadas de nivel del mar que garantizan menor afección sobre el ecosistema.
“Ya hemos conseguido junto con la Comunidad Autónoma reducir en un 40% la presencia de lodos gracias a las labores de retirada de biomasa que llevamos acabo, lo que reduce el riesgo de anoxia en el Mar Menor. Y vamos a pedir financiación estatal para seguir avanzando en la retirada de fangos y secos, que aunque consideramos que es competencia estatal desde el Ayuntamiento de Cartagena ya estamos trabajando para mejorar las zonas de baño”, ha concluido la alcaldesa.
[Este contenido procede de Europa Press. Lee el original aquí]

Source: 2