El congreso internacional Waste in Progress muestra modelos de gestión de máxima eficacia

La rentabilidad del residuo orgánico, tanto convertido en compostaje para la agricultura como en biogás, alienta la carrera del reciclaje entre quienes presumen de haber encontrado fórmulas de éxito en la recogida de basuras selectiva.
Esos expertos, llegados de todo el mundo, se han dado cita este miércoles en la primera jornada del congreso internacional Waste in Progress, que muestra en Girona modelos de máxima eficacia demostrados sobre el terreno en ciudades y poblaciones diversas.
La cita se había convertido en referente en la materia hasta la llegada de la covid y, este 2022 vuelve con un programa internacional pero también con presencia de representantes de diferentes puntos de España que trabajan en ese ámbito del reciclaje.
Dos fórmulas de éxito las han expuesto este miércoles los responsables de residuos de las ciudades italianas de Brescia y Bérgamo, Gianluca Conforti y Francesco Vitali, que han presumido de unos índices de recogida selectiva sobre el total de basura del 73 y 77 por ciento, respectivamente.
Son dos ejemplos de ciudades de casi 200.000 y más de 120.000 habitantes en cada uno de los casos, en los que la dimensión no es impedimento para llevar a cabo el sistema de puerta a puerta.
Eso sucede con Brescia, porque Bérgamo lo que distribuye son bolsas codificadas para la fracción de rechazo, la que no se puede reciclar, y ha ido disminuyendo su capacidad de 110 a 40 litros.
Como representantes del grupo especializado en residuos Ansa, Conforti y Vitali se han referido también a Milán que, pese a contar con más de 1,3 millones de habitantes, utiliza el sistema de puerta a puerta y han destacado que “se puede hacer en grandes ciudades”.
Esa opción ha sido destacada por la mayoría de expertos como la que arroja mejores cifras de reciclaje.
En cuanto a la producción de biogás, los dos responsables italianos han precisado que su legislación ha supuesto un freno para su desarrollo, aunque ya está sobre la mesa un plan para construir cuatro instalaciones que permitan su obtención de la fracción orgánica y que una ya cuenta con autorización.
En Brescia se utilizará ese material como combustible de la empresa de transporte público, la misma idea con la que se trabaja en Girona, según ha detallado su concejal de Sostenibilidad de esta ciudad, Martí Terés.
La intervención de Terés enlaza a su vez con la de la secretaria de Acción Climática de la Generalitat de Cataluña, Anna Barnadas, una de las voces que, durante la inauguración del congreso, más ha insistido en la importancia de caminar hacia una “economía circular”.
Su discurso ha sido el de que la fracción orgánica ha pasado “de residuo a recurso” al convertirse en compostaje, pero también con ese otro destino que es la producción de biogás.
Anna Barnadas ha explicado que la Generalitat está volcada en esta apuesta y que, para conseguir una recogida selectiva de basura “de alta eficiencia”, se cuenta ya en Cataluña con trescientos municipios en los que se lleva a cabo el modelo de puerta a puerta, algunos de dimensiones considerables como La Garriga (Barcelona), que supera los 16.000 habitantes.
Pero uno de los modelos más avanzados es el de Girona y Terés se ha encargado de recordar que la ciudad desarrollará un centro de tratamiento de residuos con una inversión superior a 45 millones de euros y con la fracción orgánica como clave.
Allí se generará compostaje, “pero también biogás”, que se convertirá en electricidad o se aprovechará como combustible del transporte municipal.
La ciudad de Cagliari y toda la región de Cerdeña han sido expuestos también como modelos de éxito con sistemas que penalizan la basura de rechazo e incentivan el reciclaje con descuentos de hasta el 75 por ciento en las tasas, que han permitido pasar de un 30 a un 73 por ciento de recogida selectiva.
La capital de Dinamarca, Copenhague, ha sido otro ejemplo de rápida evolución en este ámbito en un congreso que se prolongará hasta el próximo viernes. 
[Este contenido procede de La Vanguardia. Consulta aquí el original.]
Foto: Pexels

Source: 2