Asturias: Iniciada una campaña para frenar el descenso de la tasa de recogida separada en Gijón

EMULSA ha desarrollado recientemente en el Mercado Ecológico y Artesano de la Plaza Mayor de Gijón una campaña de información y sensibilización ciudadana sobre la recogida separada de residuos orgánicos en los 1.300 contenedores marrones del casco urbano de Gijón, para que sea reciclado en biogás y compost en las instalaciones de Cogersa. La Unión Europea exigía que, desde el pasado 1 de enero, las ciudades cumplieran una tasa de reciclaje del 50% de sus residuos urbanos, algo que la nueva Ley de Residuos, que entró en vigor el pasado 1 de julio, normaliza y obliga a todos los municipios españoles a cumplir. 
Según los datos estadísticos de EMULSA, en Gijón se registra una tasa de reciclaje del 37% cuando debería de estar en el 50% y, según la evolución de lo que va de año, lejos de seguir aumentando esa separación para reciclaje se ha estancado, pese a que el municipio cuenta con más de 9.000 contenedores para las 5 fracciones de residuos, 4 Puntos Limpios, servicios gratuitos de recogida de muebles, cartón comercial o vidrio hostelero.
Los datos indican que el reciclaje en Gijón tiende a estancarse o bajar ligeramente, tras varios años de crecimientos sostenidos, debido, posiblemente, a cambios en los hábitos de consumo tras la pandemia y sobre todo a que los ciudadanos no están separando la orgánica. Según datos de EMULSA, sólo se está separando un 10% de los residuos orgánicos que se generan en el municipio, pese a  que cerca del 40% de los residuos que se depositan en el contenedor de “basura” y que acaba en el vertedero son residuos orgánicos, que separados correctamente en los contenedores de tapa marrón, que comenzaron a instalarse en Gijón hace 5 años, supondría un aumento del reciclaje (para cumplir la Ley y los objetivos europeos). La separación de los residuos orgánicos también supone una reducción de los residuos que van al vertedero en las instalaciones de Cogersa, cuyos costes se van a multiplicar por tres a partir del próximo 1 de enero.
Este incremento de costes, 40 euros por tonelada vertida, trasladado por Cogersa supondrá en Gijón que sería necesario que la actual “tasa municipal de basura” de 69 euros/año/vivienda (una de las más bajas de España) en +20 euros/año/vivienda. Se necesita acuerdo político municipal y se conseguiría cubrir esos incrementos de costes para EMULSA y que se pudieran realizar algunas acciones destinadas a incrementar el reciclaje, como campañas, ampliar la recogida orgánica a la zona periurbana con mayor densidad de población, crear puntos limpios de cercanía, extender la recogida de poda y siega o el incremento en las frecuencias de limpieza de los contenedores.
Cabe recordar que en el proyecto piloto sobre pago por generación, desarrollado este año con cerca de 800 ciudadanos (cuyas conclusiones estarán listas en unos días) se comprobó que, una familia tipo separando para el reciclaje correctamente en los contenedores de calle, llega al 80-85% de tasa de reciclaje. Las autoridades realizaron un llamamiento a los gijoneses/as para que se impliquen en la sostenibilidad medioambiental del Municipio, cumplan la Ordenanza Municipal que obliga al reciclaje, venzan la pereza y las pequeñas incomodidades de separar los residuos en casa, y, entre todos, consigamos aumentar el reciclaje. Para eso, separar la orgánica que se genera en las cocinas y depositarla en los contenedores de tapa marrón es fundamental, por eso este tipo de campañas informativas y de sensibilización que periódicamente realiza EMULSA.

Source: 2