Inaugurado un sistema de calefacción por biomasa forestal en edificios municipales de Yunquera (Málaga)

El municipio malagueño de Yunquera ha inaugurado un sistema de calefacción en edificios municipales con fuentes de energía renovables, en concreto, se utiliza biomasa forestal, es decir, astillas y desbroces de los montes, como combustible. Esta experiencia piloto para el desarrollo de un modelo de gestión forestal sostenible en entornos rurales está cofinanciada por la Diputación de Málaga y la empresa pública Tragsa, que han aportado 170.000 euros cada una. 
El proyecto, denominado Bioforest, ha consistido en el apeo y la saca de biomasa forestal del monte público Sierra del Pinar. Además, se ha construido una caldera en las dependencias del Consistorio de la localidad que, a través de una tubería aislada de agua caliente, conduce el calor al Ayuntamiento, la guardería, la Casa de la Cultura, el colegio y el instituto. De esta manera, se han sustituido las calderas individuales de gasóleo. 
Se trata de un sistema que no solo reduce las emisiones de dióxido de carbono (CO2) por la utilización de energía renovable, sino también por la menor distancia del transporte de energía. Igualmente, al eliminar los residuos forestales se mejora el estado del monte y se reduce el riesgo de incendios forestales. 
El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado; la directora de Coordinación y Acciones Institucionales de Tragsa, Paloma López-Izquierdo; y el alcalde de Yunquera, José Antonio Víquez, han inaugurado las actuaciones desarrolladas dentro de esta iniciativa medioambiental. Así, ha hecho hincapié en que esta iniciativa logra aprovechar, de forma sostenible, los recursos naturales, la generación de empleo y el ahorro en los costes. Además, Salado ha anunciado que se trasladará esta experiencia a otros municipios. Ha destacado la apuesta de la Diputación por la protección del medio ambiente en la provincia “y por potenciar el uso de las energías renovables con la realización de actuaciones en toda la provincia que contribuyan a paliar los efectos del cambio climático, como la experiencia desarrollada en Yunquera”. 


Source: 2