El reciclaje de RAEE creció en España tres veces más que el convencional en 2018 y 2019

El reciclado de aparatos eléctricos, electrónicos y pilas (RAEE) entre 2018 y 2019 en España creció tres veces más que el sector de reciclado convencional y cinco veces más que el promedio de la economía española, según el II Informe anual Recyclia.
El documento, elaborado por la entidad administradora de las principales fundaciones medioambientales nacionales dedicadas al reciclaje de residuos electrónicos y pilas y presentado por su presidente, Luis Pérez Bermejo, y su consejero delegado, José Pérez, revela que sólo en 2018 fueron recogidas 320.000 toneladas de este tipo de residuos. De esta forma, “España supera tanto en índice de recogida como en reciclaje de RAEE a países con más tradición como Francia, Alemania, Italia o Dinamarca“, ha indicado Pérez Bermejo.
El estudio añade que “el proceso de transformación digital” y “la creciente concienciación medioambiental” han sido factores determinantes para un rápido desarrollo de la actividad en este sector, que durante 2019 se tradujo en la generación de un valor añadido bruto de “más de 1.100 millones de euros”, así como el mantenimiento de “19.000 puestos de trabajo”.

COVID-19, un “esfuerzo extra” para la industria

En 2020, la crisis sanitaria generada por la COVID-19 supuso un “esfuerzo extra” para esta industria, ha añadido Pérez, si bien “la demanda de aparatos eléctricos y electrónicos no se estancó” por esta circunstancia, sino que ese año el crecimiento fue del 1,8% respecto a 2019, un porcentaje que en el caso del segmento doméstico se incrementó aún más, hasta el 5,8%. Sin embargo, el impacto de las restricciones y los confinamientos sí se notó en el sector industrial, donde se apreció una disminución del 31% en las baterías industriales y un 3,5 % en baterías de automoción.
El informe recoge también una serie de expectativas en cuanto a generación y gestión de nuevos residuos electrónicos, como los paneles fotovoltaicos o las baterías de litio usadas, así como datos relacionados con la contribución del sector a la sostenibilidad de la economía española. 
Por ejemplo, prevé que la demanda de baterías de litio aumente más de un 30% anual durante este decenio debido al crecimiento en el número de vehículos eléctricos, lo que “supondrá a medio plazo importantes volúmenes de baterías usadas” que también tendrán que ser recicladas.
Descarga aquí el II Informe anual Recyclia
[Este contenido procede de EFE VERDE. Lee el original aquí]

Source: 2